fbpx

El gobierno de la nación ha anunciado un paquete de medidas (Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, de medidas urgentes para hacer frente al impacto económico y social del COVID-19) cuya finalidad es disminuir el impacto económico que está suponiendo, y supondrá, el COVID-19 en nuestro país. En ese paquete de medidas se incluye la MORATORIA DE LAS HIPOTECAS PARA VIVIENDA HABITUAL A DEUDORES EN SITUACIÓN DE VULNERABILIDAD ECONÓMICA.

Dicha moratoria permite aplazar los pagos de la hipoteca durante UN MES y no es una medida para todos los que estén pagando una hipoteca de vivienda habitual, sino únicamente para trabajadores, empresarios o autónomos que se encuentren dentro de unos parámetros que son:

  • Que dicha persona haya pasado a estar en situación de desempleo o, si se trata de un empresario o un autónomo, que esté sufriendo una perdida en sus ingresos o una caída en sus ventas igual o superior al 40%.
  • Que los ingresos totales de los miembros de la unidad familiar no superen, en el mes anterior a la solicitud de la moratoria, el límite de tres veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples mensual (IPREM). Dicho límite se incrementa en 0,1 veces por cada hijo a cargo o por cada persona mayor de 65 años que forme parte de la unidad familiar, y un 0,15 por cada hijo si se trata de una familia monoparental. Dicho límite subirá a cuatro veces el IPREM cuando haya un miembro en la unidad familiar con una discapacidad declarada superior al 33% o a cinco veces el IPREM si la persona a cargo tiene parálisis cerebral, enfermedad mental o discapacidad intelectual, o una situación de dependencia o enfermedad que le incapacite de forma permanente.
  • Que la cuota hipotecaria, sumada a los gastos y suministros básicos, representen el 35% (o más) de los ingresos netos de todos los miembros de la unidad familiar. O si, a consecuencia de la emergencia sanitaria, la unidad familiar padece una alteración importante en su economía que suponga que su carga hipotecaria se haya multiplicado por, al menos, el 1,3.

Si cumples con alguna de estas premisas tu segundo paso es saber cómo solicitar dicha moratoria. Para ello deberás contactar con tu banco y presentarles la documentación que acredita que cumples con alguno de los requisitos para que se te conceda. Para ello:

  • Necesitas una declaración que certifique que cumples con los requerimientos que exige la ley.
  • Solicita un certificado que indique cuánto cobras cada mes en concepto de prestaciones o subsidio por desempleo, si estás en paro, a la entidad que administre tus prestaciones.
  • Si eres autónomo, necesitas un certificado de la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (o el órgano competente para cada comunidad) donde se indique el cese de la actividad.
  • Deberás indicar que eres titular de la vivienda mediante una nota simple de índices del Registro de la Propiedad de todos los miembros de la unidad familiar, así como las escrituras de la compraventa y la concesión del préstamo con garantía hipotecaria.
  • También deberás presentar el libro de familia, o un documento que acredite la pareja de hecho, donde indique el número de personas que viven el hogar, el certificado de empadronamiento de cada miembro y la declaración de discapacidad, dependencia o incapacidad para realizar una actividad laboral.

La moratoria se extiende a quince días tras el Real Decreto, que es de UN MES. Esto significa que EL ÚLTIMO DÍA DE MORATORIA SERÁ EL 3 DE MAYO mientras no haya una prórroga, según el texto de la normativa.

La moratoria significa la SUSPENSIÓN DE LA DEUDA HIPOTECARIA, lo que implica no pagar la cuota prevista, ni por parte de capital ni por intereses, ni íntegramente ni en un porcentaje, según establece el Real Decreto. Tampoco se aplicará la cláusula de vencimiento anticipado ni los intereses moratorios.

En el caso que no puedas pedir dicha moratoria tienes la alternativa de pedir una carencia hipotecaria, que te permitirá pagar menos cada mes durante un período de tiempo determinado. Son de dos tipos:

  • Carencia total: En la que, durante dicho período, no pagarás ni capital ni intereses.
  • Carencia parcial: En la que sólo pagarás intereses al banco, pero no deberás devolver capital mientras dure dicho período.

Consulta con tu banco si tienes intención de solicitar una Carencia, ya sea total o parcial, para informarte de las condiciones.

Ánimo a tod@s. Immo Inteligent Sistem S.L estamos a vuestra disposición, vía teléfono, whatsapp o e-mail, para cualquier información o consulta que requiráis. #YoMeQuedoEnCasa

Escrito por Laia Iborra.

× ¿Cómo puedo ayudarte? Available from 08:00 to 20:00